Trendy:

Noticias

 

Un grupo de seis pediatras, decidieron realizar un experimento un tanto inusual, que llamó la atención en redes. Y es que los expertos publicaron que iban a tragar de manera voluntaria piezas del juguete, para medir en cuánto tiempo serían evacuadas por el cuerpo.

Los doctores, originarios de Australia y Reino Unido, declararon a la revista The Journal of Pediatrics and Child Health, con el fin de comprobar que sucedía con las piezas ingeridas para que los padres de familia pudieran estar más tranquilos en caso de que alguno de sus hijos se metieran a la boca el juguete.

Tras realizar el experimento, los médicos publicaron los resultados, donde descubrieron que un adulto tarda alrededor de 1,71 días en desechar una pieza de Lego, variando unos días más o unos días menos dependiendo de la persona. 

Sin embargo, uno de los participantes no logró encontrar la cabeza del lego, pues seguramente se quedó en el trayecto de los intestinos. Además los pediatras aseguraron que el ingerir estas piezas no afectó de ninguna manera su sistema digestivo ni sensaciones desagradables.

Gracias a este extraño experimento,los doctores pueden asegurar a los padres de menores que no pasa nada si los pequeños llegan a tragar un Lego, pues lo más seguro es que sea desechado en cuestión de días, sin causar ningún daño. Aunque sugieren que se acuda de inmediato con un especialista si llegan a ingerir algún otro objeto como monedas, imanes, objetos puntiagudos, etc.

Radio en vivo

REPRODUCTOR

Template Settings

Color

For each color, the params below will give default values
Tomato Green Blue Cyan Pink Purple

Body

Background Color
Text Color

Footer

Select menu
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Direction