Trendy:

Noticias

 

Un escándalo de corrupción que ha conmocionado a América Latina alcanzó a las élites políticas de dos países esta semana: el fiscal general de Perú emitió una orden de arresto contra un expresidente y los procuradores colombianos dijeron que la campaña de su mandatario habría recibido donaciones de una fuente cuestionable.

El exmandatario peruano Alejandro Toledo fue acusado por los fiscales de aceptar 20 millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña Odebrecht a cambio de otorgarle a esa empresa contratos públicos para infraestructura, incluido el permiso para construir una carretera que conecta a Perú con Brasil.

Las acusaciones podrían llevar a Toledo a la cárcel, un giro para un hombre que alcanzó el poder tras liderar las protestas que ayudaron a tirar al gobierno de Alberto Fujimori, quien está en prisión por cargos de violaciones a los derechos humanos y desvío de fondos de campaña.

El Ministerio Público peruano pidió el lunes el arresto preventivo de Toledo, dijo Hamilton Castro, el fiscal a cargo del caso. Un juez debería emitir un fallo respectivo en los próximos días.

Odebrecht está bajo la lupa por un escándalo de corrupción que cada vez abarca más países y ha provocado caos entre la élite política de Brasil, incluido el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. El año pasado, el director ejecutivo de la constructora Marcelo Odebrecht fue condenado a 19 años de prisión por cargos de corrupción y lavado de dinero.

De acuerdo con las investigaciones, Odebrecht tenía un departamento dedicado únicamente a sobornar a funcionarios de gobiernos alrededor del mundo.

En Colombia, los fiscales anunciaron el martes que la campaña de reelección de Juan Manuel Santos en 2014 habría recibido un millón de dólares por parte de Odebrecht. El procurador Nelson Martínez dijo que las donaciones habían llegado vía un tercero, el excongresista Otto Bula, que trabajaba en nombre de Odebrecht y quien ya fue detenido, reportó Associated Press.

Santos no ha hecho comentarios públicos al respecto.

Toledo, por su parte, negó cualquier involucramiento.

“Que diga el señor Barata cuándo, cómo, dónde y en qué banco me ha dado 20 millones”, declaró en una entrevista radial el fin de semana, refiriéndose a Jorge Barata, exdirector de Odebrecht en Perú.

Fiscales urgieron al expresidente peruano, de 70 años, a regresar a su país; se cree que está viviendo en París. Si la orden de detención preventiva es aceptada, Toledo será puesto bajo arresto domiciliario durante el juicio, en vez de en prisión, debido a que tiene más de 65 años.

 

Radio en vivo

Escucha LA MÁS CALIENTITA

Template Settings

Color

For each color, the params below will give default values
Tomato Green Blue Cyan Pink Purple

Body

Background Color
Text Color

Footer

Select menu
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Direction